El Desarrollo Tecnológico – Científico en Chile

 El Desarrollo Tecnológico – Científico en Chile

Como país hay, al día de hoy, un saldo negativo en el ubicar a la ciencia y a la tecnología en el centro de nuestro presente y futuro. Fomentarla y así crear valor para todos es el reto.

Todos utilizamos el pensamiento científico a medida que transitamos nuestra vida diaria, como cuando miramos por la ventana temprano por la mañana para ayudarnos a decidir qué vestir, cuando experimentamos mezclando ingredientes al cocinar o cuando intentamos averiguar por qué las plantas de tomate no prosperan en cualquier temporada. En la obra, «El arte de la investigación científica», el científico australiano William Ian Beardmore Beveridge escribió: «El instrumento más importante en la investigación siempre debe ser la mente del ser humano». El uso del pensamiento científico nos ayuda a dar sentido al mundo.

Pero no basta con utilizar el conocimiento que tenemos a la mano. Hay que producir nueva innovación porque de aquello dependemos. ¿Quiénes están llamados a activarlo? ¿Quiénes deben movilizarlo? Los padres, los profesores, las empresas de bienes y servicios y el estado a través de organizaciones públicas y privadas. Repetidamente se menciona que las universidades son las fuentes de conocimiento en este ámbito, pero las casas de estudios superiores no pueden, ni están llamadas, a solucionar todos los problemas del país. Para eso Chile requiere de forma perentoria de un sólido sistema científico – tecnológico, compuesto por centros de investigación de excelencia internacional como LEITAT Chile, rentando el gran talento científico que el país está formando. Detener la fuga de estos talentos es también el desafío cercano.

Y en esto el reciente anuncio de la nueva administración del estado que tomará posesión de la nación próximamente es crucial para dar señales concretas. «Existe una necesidad de que el país transite a una matriz productiva más diversificada, que perfeccione el modelo económico incorporando la ciencia. Esa demanda que parte de la ciudadanía, es la que queremos transferir a un programa que está respaldado por el propio presidente. Vamos a hacer esfuerzos importantes por aumentar los recursos para avanzar en colocar la ciencia y el conocimiento como un pilar en el modelo de desarrollo. La estrategia va a ser un diálogo que permita establecer proyectos en las regiones, pero que sean cooperativos y transdisciplinarios: Esto significa que involucren a investigadores de diferentes áreas, instituciones públicas e instituciones privadas», fueron las palabras expresadas a inicios de marzo por el futuro Ministro de Ministro de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, el Dr. Flavio Salazar.

El actual presupuesto de Chile destinado a hacer ciencia y fomentar la aplicación tecnológica es muy bajo. Y esto es quizá un reflejo de la visión de nuestra sociedad, que como colectivo, aprecia escasamente la incubación y el cultivo del conocimiento. ¿Nos basta con el que está disponible en internet y por eso no precisamos ni necesitaremos invertir en lo propio? El peligro de este pensamiento complaciente se traduce en advertir falsamente que al no labrar nuestro propio conocimiento, adaptado a nuestra realidad, no tendremos dificultades para implementar el que podamos “exportar” desde otros países. ¡El conocimiento local es fundamental!

Desde LEITAT Chile esperamos con esperanza en seguir sumando conocimiento en Chile y que las nuevas autoridades lleven a la realidad los ofrecimientos anunciados. ¡Desde ya nuestras puertas abiertas en beneficio de nuestro país!

Acerca de LEITAT Chile

Nuestro propósito es ser un socio tecnológico capaz de crear y transferir valor económico, social y sostenible a empresas y entidades, a través de procesos de investigación y tecnología.

Nos encontramos en…

Web: www.leitat.cl
Facebook: www.facebook.com/LeitatChile
Instagram: www.instagram.com/leitat_chile
Twitter: www.twitter.com/leitat_chile
LinkedIn: www.linkedin.com/company/leitatchile

Publicación relacionada